Ethereum es quizás la cadena de bloques (Blockchain) más importante en el mundo criptográfico. Alberga varias aplicaciones como dApps, tokens, DeFi, contratos inteligentes, NFT y mucho más. Sin embargo, las altas tarifas del gas y la baja velocidad de las transacciones han obstaculizado el crecimiento de Ethereum en los últimos años.

¿Qué es Ethereum 2.0?

Ethereum 2.0 es una actualización de la cadena de bloques Ethereum ya existente. Su objetivo es aumentar la velocidad, la eficiencia y la escalabilidad de la red Ethereum, lo que le permite abordar los cuellos de botella y aumentar el número de transacciones. Los pseudo nombres de Ethereum 2.0 son Eth2 o Serenity.

Ethereum 2.0 tiene algunos cambios fundamentales en su estructura y diseño en comparación con su versión anterior. Los dos cambios principales son la implementación de Proof of Stake y Sharding. Echemos un vistazo a ambos términos para comprender el funcionamiento de Ethereum 2.0.

 

¿Que es Proof of Stake?

Proof of Stake se creó como una alternativa al concepto de Proof of Work (PoW), para abordar problemas inherentes a este último. Actualmente, solo las altcoins usan el concepto de Proof of Stake.

El concepto de Proof of Stake establece que una maquina que en este caso llamaremos validador, puede extraer o validar transacciones en bloque de acuerdo con la cantidad de monedas que tiene.

En un mecanismo de consenso de Proof of Stake, hay validadores en lugar de mineros. Su función principal es proponer nuevos bloques, proporcionar potencia informática, almacenamiento y ancho de banda para validar las transacciones. Los validadores reciben pagos periódicos en ETH. Hay un contrato de depósito de 32 ETH que estos validadores deben aportar al ecosistema para poder ser participes. Es un tipo de depósito de seguridad que se pierde total o parcialmente en caso de negligencia.

¿Qué es Sharding?

Sharding es el proceso de dividir una cadena de bloques en varias cadenas de bloques conocidas como fragmentos. Hace que toda la red sea más eficiente, ya que un solo validador no tiene que manejar la carga de trabajo solo. Cada validador mantiene información relacionada con su fragmento. Estos validadores también se barajan entre fragmentos con regularidad para evitar cualquier tipo de manipulación. La Beacon Chain se utiliza para la comunicación y coordinación de los fragmentos.

Mayor escalabilidad y seguridad

La ventaja más importante de Ethereum 2.0 es su escalabilidad. Ethereum 2.0 tendrá cadenas de fragmentos (shards) con las cuales puede realizar hasta 10,000 transacciones por segundo, mientras que Ethereum solo puede admitir 30 transacciones por segundo. Esto también conduce a muchos retrasos y congestión de la red, lo que no será el caso en Ethereum 2.0. La implementación de cadenas de fragmentos acelera la red y puede escalar más fácilmente ya que las transacciones se manejan en cadenas paralelas en lugar de consecutivas.

La idea principal detrás de diseñar una actualización del Ethereum existente es ejercer más seguridad en toda la transacción. Muchas redes dProof of Stake tienen un conjunto muy pequeño de validadores. Esto explica la disminución de la seguridad de la red. Ethereum 2.0 requiere un gran conjunto de validadores, aproximadamente 16,384, lo que lo hace más descentralizado, seguro y menos propenso a la manipulación.

¿Cuál es el estado del proyecto?

La fase 0 se lanzó en diciembre de 2020 con la implementación de Beacon Chain. Almacena el registro de validadores y despliega el mecanismo de consenso de prueba de trabajo.

La Fase 1 se lanzará en 2021 y las cadenas de fragmentos se integrarán. Se espera que se lancen 64 fragmentos.

La cadena Ethereum 1.0 se convertirá en un fragmento de Eth2 en el paso 1.5, y se habilitarán las transferencias, lo que dará como resultado que Eth2 se asemeje a un «bono perpetuo similar a la deuda y al capital» y una tasa flotante, ya que los validadores ahora pueden ingresar y salir libremente del esquema. .

En la Fase 2, los fragmentos serán completamente funcionales y compatibles con los contratos inteligentes. Está previsto que se lance en 2021/22. Será una versión mejorada con características adicionales.

Conclusión

Se espera que la migración a un protocolo PoS haga que la red Ethereum sea más rápida, más barata y más fácil de usar. Si bien no existe un cronograma exacto definido para el lanzamiento de ETH 2.0, los desarrolladores trabajan constantemente para garantizar que suceda lo antes posible.

La primera versión de Ethereum se ejecuta en el mismo algoritmo de consenso que Bitcoin: Prueba de trabajo (PoW). Esta ruta ha sido beneficiosa desde el punto de vista de la seguridad, pero también ha tenido limitaciones, principalmente la escalabilidad, que es crucial para las aplicaciones creadas sobre Ethereum.

 

Deja un Comentario